miércoles, 13 de mayo de 2015

MI PROFE NUNCA LO OLVIDARE

Gabriel Capriles

La sorpresiva partida del profesor Freddy Gil González  nos llena de profunda tristeza . Con este amigo entrañable de mi padre y mío vivimos en los últimos dos años  gratos momentos de enseñanza, de anécdotas, de cuentos y de jocosidad mientras viajábamos por todo el país haciendo escritos y reportajes para la revista Fecunda.
El profe, como le decía cariñosamente era un incansable que amaba la agricultura, el campo  y su gente pero últimamente andaba en la onda de la Agroecología y de resaltar los valores y los saberes de emprendedoras y emprendedores agropecuarios.
Después de conocerlo durante toda una vida, como adolescente cuando iba a casa de mis padres en el barrio la Democracia a debatir de política y a conspirar  contra la IV República de adecos y copeyanos  volví a encontrármelo cuando desarrollé  el proyecto de Luchas Sociales en Aragua y escribí unos 55 testimoniales de dirigentes verdaderamente de izquierda en nuestra región.
Ese día que lo entrevisté se nos quebró la voz de la emoción  recordando aquellas discusiones en el porche de mi casa  cuando existía aquel grupo universitario radical  conocido como Copelbo o Comité de Peladores de Bolas  o cuando recordaba aquella generación de oro  integrada por el Teco Parra , González Jiménez , Navas Puentes , Garrido y muchos otros .
Hace menos de un mes lo saludé con cariño en el auditorio de la Facultad de Agronomía  a propósito de los 50 años  de su promoción como ingeniero agrónomo, evento que cubrí para la revista.
Todavía recuerdo su cara de felicidad cuando el presidente Maduro hablaba de un grupo de sabios de Aragua  cuando su hijo Yvan Gil fue designado Ministro de Agricultura y Tierra.
Desde principios de 2013  hasta estos últimos días, cuando se nos enfermó, no paró de viajar por el país escuchando las necesidades y las cosas que pensaba la gente había que hacer para rescatar el campo agrícola. Estuvimos en todas partes , en su isla de Margarita  en un conversatorio, en El Manteco por allá en Upata en el estado Bolívar , en Sanare , en Lara , en Sucre recién el año pasado donde nos demostró la ganas de vivir que tenía  y hasta nos venció  en las caminatas viendo potreros e ideando proyectos , en Yaracuy  con la Universidad Simón Rodríguez,  en Bailadores y en la fascinante carretera transandina donde abrimos  el año 2014   y hasta hace apenas dos meses atrás  nos llamó  calladamente para decirnos que esperara su llamada para volver a Lara pero ya no pudimos volver a viajar juntos .
El profesor Freddy Gil  era un verdadero líder en el campo agrícola, aprendimos muchas cosas con él, una vez nos contó que sus hijos le decían que tenía que convertirse en comentarista y en eso fue lo que nos convertimos, en comentaristas y escritores de la revista Fecunda, pero además terminó su vida haciendo radio con unos micros en Radio Nacional de Venezuela. Era un comunicador, sin duda.
Siempre, cada vez que salíamos recordaba a mi padre y sus anécdotas en la política y en la vida misma, por eso que  anoche 12 de mayo de 2015  cuando nos informaron de su gravedad y de su desaparición  física, echamos a llorar, solitos en casa, observando la revista Fecunda y recordando  tantas cosas que hicimos juntos como comentaristas de la agricultura y de la revolución bolivariana a la que  apoyó con fervor hasta sus últimos días. Mi profe  nunca lo voy a olvidar. Lo quiero mucho .Donde esté ..